Residentes y Distrito escolar trabajan para encontrar soluciones para la parada de autobús escolar de Eagle River Village | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Residentes y Distrito escolar trabajan para encontrar soluciones para la parada de autobús escolar de Eagle River Village

Ali Longwell
Traducido por Edgar Arroyo
Los residentes de la comunidad de casas móviles de Eagle River Village en Edwards están trabajando con el Distrito Escolar del Condado de Eagle para encontrar soluciones a los problemas de seguridad relacionados con la ubicación de una nueva parada de autobús escolar.
Chris Dillmann/Los archivos de Vail Daily

A principios de este otoño, los residentes de la comunidad de casas móviles de Eagle River Village iniciaron una petición para reubicar una parada de autobús escolar por motivos de seguridad.

Ahora, el Distrito Escolar del Condado de Eagle está trabajando con las familias, así como con el Departamento de Educación de Colorado, el condado, el Departamento de Transporte de Colorado y Ascentia (los propietarios de Eagle River Village), para encontrar soluciones temporales y permanentes para su preocupación por la seguridad.

Estas preocupaciones surgieron después que el distrito reubicara la parada de autobús anterior de la comunidad de su ubicación en HWY 6 a una parada en la entrada de los Apartamentos 6 West.



Según Sandy Farrell, directora de operaciones del distrito escolar, la reubicación de la parada fue parte de la consolidación continua de paradas de autobús del distrito debido a la escasez de conductores de autobús.

En una presentación hecha a las familias de Eagle River Village en una reunión comunitaria el pasado 20 de noviembre, el distrito declaró que actualmente les faltan 18 conductores, lo que ha resultado en la reducción de las rutas de autobuses de 35 en 2012 a 17 en el presente año escolar.

Support Local Journalism




“La ubicación de la parada del lado de la montaña ha sido históricamente en HWY 6. Según la Patrulla Estatal de Colorado y el Departamento de Educación de Colorado, no se permite que el autobús se detenga en HWY 6 sin usar la señal roja de alto que requiere que los conductores que viajan de este y oeste se detengan”, dijo Farrell anteriormente al Vail Daily.

“Esto estaba creando un retraso en el flujo de tráfico en ambas direcciones de hasta media hora, incluidos otros autobuses escolares. Los conductores atascados en el tráfico se pasan continuamente la luz roja e incluso han tratado de pasar al autobús por el lado derecho donde los estudiantes están subiendo, creando un gran problema de seguridad”.

Sin embargo, esta reubicación generó gran preocupación de seguridad por parte de las familias que viven en la comunidad de Eagle River Village. De acuerdo con la presentación del 20 de noviembre, el distrito ha estado recibiendo hasta 20 llamadas telefónicas diarias de los residentes sobre el cambio de la parada.



Algunas de las quejas incluyeron la imposibilidad de que las familias se estacionen en la nueva área de la parada de autobús para recoger o dejar a los niños, preocupación sobre la amenaza de la administración de los apartamentos de retirar los vehículos estacionados en estacionamientos exclusivos para residentes y sobre la distancia más larga que tienen que caminar los niños y niñas hasta la nueva parada, especialmente en condiciones invernales.

Según el distrito, la parada del lado la montaña transporta aproximadamente a 60 estudiantes a la escuela primaria por la mañana en un autobús y aproximadamente a 110 estudiantes de regreso a la comunidad por la tarde en dos autobuses. Es esta alta utilización lo que ha llevado al distrito a mantener la parada a pesar de que también se encuentra dentro de la política de distancia cercana de 1 milla del distrito, que requiere que los estudiantes caminen a la escuela si viven dentro de 1 milla.

Si bien las familias expresaron su deseo de que la parada de autobús vuelva a su ubicación anterior, existen normas de tránsito y preocupaciones de seguridad por parte del distrito que lo impiden.

El jueves 8 de diciembre, Susan Miller, supervisora de la unidad de transporte escolar del Departamento de Educación de Colorado, visitó el área para obtener un “vistazo en persona de la situación”, según una carta de Miller a Tim Owsley, el director de transporte del distrito.

En la carta, Miller escribe que “la parada anterior no debería haberse utilizado”, ya que viola varias leyes de tránsito con respecto a los autobuses escolares, las señales de control de tránsito y dónde estudiantes pueden y no pueden cruzar las calles.

Ella se refiere a la situación como “extremadamente difícil para un distrito escolar”, citando la escasez de conductores, el gran volumen de estudiantes que usan la parada y “ningún lugar ideal para recoger a un estudiante”.

“Después de pasar casi una hora analizando las posibles opciones, en este momento durante las condiciones climáticas invernales y la limpieza de nieve, creo que el distrito escolar ha elegido un lugar adecuado de bajo riesgo para las múltiples paradas de autobús que se deben realizar”. Miller escribió.

“Los meses de invierno hacen que sea prácticamente imposible hacer algo de inmediato, sin embargo, recomendaría enfáticamente al distrito que continúe trabajando con los propietarios de Eagle Ridge, las familias, CDOT y la Patrulla Estatal para desarrollar pronto una parada de autobús de bajo riesgo en algún lugar de la propiedad del parque para permitir que los autobuses salgan de la calle, dar a los residentes de la unidad con estudiantes en edad escolar una parada más cercana y de bajo riesgo, y permitir que el tráfico en la carretera 6 se mueva sin obstrucciones”.

Se ofreció un resumen de esta carta a los padres (en español e inglés) a principios de esta semana, según la auxilia del superintendente del distrito escolar, Melisa Rewold-Thuon.

Al buscar caminos a seguir, el distrito y las familias convocaron una reunión el 20 de noviembre en la Primaria Edwards. Alrededor de 28 padres y madres, el comisionado del condado Matt Scherr, Rewold-Thuon y el organizador de Voces Unidos de las Montañas, Mateo Lozano, asistieron a la reunión.

“Las familias solo quieren lo que creen que es la ruta más segura y conveniente a la escuela y queremos hacer todo lo posible para asegurarnos que esto suceda dentro de las leyes de transporte”, dijo Rewold-Thuon sobre la reunión.

Lozano, quien ha estado ayudando a las familias a presentar una vía para expresar sus preocupaciones, dijo que la reunión resultó ser una solución temporal, así como también una visión para una solución permanente.

La solución temporal fue que el distrito contrate a “una persona que supervise y lleve a los niños a la parada del autobús de manera segura”, dijo.

Rewold-Thuon confirmó que el distrito publicó puestos de trabajo para un “monitor de parada de autobús/guardia de cruce” el día después de la reunión. La idea era que “ayudarían a vigilar la seguridad de la nueva parada”, dijo.

Según Rewold-Thuon, nadie ha solicitado el puesto todavía, pero agregó que tan pronto como el distrito pueda contratar a alguien, se implementará esta solución.

Otra solución a corto plazo, solicitada en la reunión, fue la colocación de barreras de concreto entre la banqueta y la carretera en la ruta actual cuando caminen los niños hasta la parada del autobús. Rewold-Thuon dijo que desde entonces se le ha solicitado al condado.

La reunión también resultó en una posible solución a más largo plazo para encontrar una nueva ubicación para la parada de autobús.

“Tal como está ahora, la escuela se compromete a brindar una solución permanente en la que el autobús pueda ingresar al vecindario y regresar al otro lado del parque de casas rodantes. Esto requerirá la construcción de un puente/carretera al final del parque de casas móviles”, dijo Lozano.

Rewold-Thuon dijo que, para avanzar hacia una solución más permanente, el distrito se ha reunido con los propietarios de Eagle River Village y con CDOT.

“Hay apertura a la posibilidad de realizar mejoras en los vecindarios junto con otras organizaciones comunitarias y CDOT para que los autobuses puedan tener paradas dentro de las comunidades como una solución a más largo plazo”, dijo.

Sin embargo, esta es una solución más difícil, particularmente en términos de tiempo, mano de obra y finanzas, agregó Rewold-Thuon.

“Si podemos obtener otra ruta de salida de la comunidad de Eagle River Village aprobada, eso probablemente será muy costoso”, dijo.

Sin embargo, incluso con algunas soluciones posibles delineadas y partes comprometidas a trabajar para lograr una solución permanente, el problema en cuestión aún no está resuelto.

“Lo que les preocupa a las familias es que la solución temporal se convierta en la permanente”, dijo Lozano. “Organizaremos reuniones futuras para hacer que la escuela y la unidad de casas móviles cumplan con su palabra y también nos hemos puesto en contacto con los comisionados del condado para asegurarnos de que se agilicen los permisos de construcción”.


Support Local Journalism