El condado de Eagle permanece en un nivel bajo de transmisión de COVID-19 en medio de un ligero aumento en los casos | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

El condado de Eagle permanece en un nivel bajo de transmisión de COVID-19 en medio de un ligero aumento en los casos

Los expertos están observando una nueva subvariante de Omicrón

Kelli Duncan
Traducido por Edgar Arroyo

El Departamento de Salud Pública del Condado de Eagle eliminó su orden de cubrebocas, lo que significa que ya no se requiere en escuelas o edificios gubernamentales, pero las empresas privadas pueden elegir si las siguen pidiendo.
Kelly Getchonis/Especial a Vail Vida Latina

Han pasado poco más de dos años desde que se detectaron los primeros casos de COVID-19 en el condado de Eagle en marzo de 2020 y, afortunadamente, mucho ha cambiado desde entonces.

Casi todos los residentes del condado ahora están vacunados contra el COVID-19, según las estadísticas recopiladas por Salud Pública. Vail Health ahora tiene acceso constante a anticuerpos monoclonales y antivirales que han demostrado ser efectivos en el tratamiento de varias cepas de COVID-19.

“Tenemos las herramientas y comprendemos más la enfermedad a futuro para protegernos y prepararnos mejor que hace dos años”, dijo Chris Lindley, director de salud de la población de Vail Health.



Todo esto significa que los y las residentes del condado de Eagle pueden sentirse preparados cuando leen titulares sobre nuevas variantes de COVID-19, como la nueva subvariante de la variante Omicrón conocida como “BA.2”.

La primera variante de Omicrón, conocida por los expertos en salud pública como “BA.1”, afectó mucho al condado de Eagle durante las vacaciones de invierno, provocando el mayor aumento de casos y hospitalizaciones que el valle ha visto hasta la fecha.



En diciembre y enero, el valle sufrió un aumento exponencial de infecciones con cientos de casos nuevos cada día, dijo Lindley al Vail Daily. Esto puso a prueba los recursos de salud pública, ya que Vail Health trabajó para dar servicio a las personas hospitalizadas con Omicrón, que Lindley dijo que era “por mucho, la enfermedad respiratoria más infecciosa que jamás hayamos enfrentado”.

La buena noticia es que esta ola dejó a la comunidad del condado de Eagle con más inmunidad contra el COVID-19, con vacunas y por infecciones previas, que nunca antes, dijo Lindley en una entrevista el viernes.

La mala noticia es que la subvariante BA.2 de Omicrón es aún más contagiosa que BA.1, dijo y como las vacaciones de primavera atraen a los visitantes al valle para celebrar el final de la temporada de esquí, la nueva variante, sin duda, ya se está extendiendo en el condado.

‘BA.2’ – una subvariante de Omicrón

Los casos de COVID-19 han aumentado en Europa a raíz de la nueva subvariante e, “históricamente, las tendencias en Europa son un indicador previo de lo que se puede esperar en los EE. UU.”, dijo Heath Harmon, director de salud pública del condado.

“Tenemos algunos factores que nos traen estas nuevas variantes un poco más rápido que la mayoría de los lugares en los EE. UU. porque somos un destino turístico internacional”, dijo Lindley. “Cualquier variante nueva que aparezca en cualquier parte del mundo, debemos suponer que llegará a nuestras puertas en unas semanas. Esa es solo una suposición de planificación para la que tenemos que prepararnos, y que la comunidad siempre debe tener en mente”.

Esta vez, sin embargo, “sabemos que habrá más enfermedades… pero no esperamos ver más hospitalizaciones y muertes debido a esta variante de las que hemos estado viendo”, dijo Lindley.

La subvariante Omicrón BA.2 se ha detectado en “casos y muestras de aguas residuales” en todo Colorado, incluso en el condado de Eagle, dijo Harmon en el comunicado.

El condado de Eagle vio “un ligero aumento” en los casos nuevos y en las tasas de positividad de las pruebas esta semana después de 10 semanas consecutivas de disminución, dijo. Sin embargo, el condado permanece en “un nivel bajo de enfermedad” con una tasa de incidencia de casos de 54 por cada 100,000 personas.

“Los casos graves y hospitalizaciones por COVID siguen siendo muy bajas”, dijo Harmon.

En un informe de COVID-19 entregado a la Junta Directiva de las Escuelas del Condado de Eagle el miércoles, el superintendente Philip Qualman dijo que no se informaron casos entre los estudiantes y el personal en la semana anterior.

El Departamento de Salud Pública permitió que la orden del uso de cubrebocas expirara a mediados de enero después de que se calmara el aumento de Omicrón. Esto significa que ya no se piden cubrebocas en las escuelas o edificios gubernamentales, pero las empresas privadas pueden decidir seguir usándolos.

Dado el reforzamiento de la infraestructura de salud pública local y la alta tasa de vacunación entre los residentes del condado de Eagle, tanto Lindley como Harmon dijeron que la presencia de esta nueva subvariante no requiere que volvamos al uso de cubrebocas o cierres relacionados con COVID-19.

“A medida que evoluciona la pandemia, nuestro enfoque debe evolucionar a la par”, dijo Harmon.

A nivel individual, la comunidad puede protegerse asegurándose de estar al día con sus vacunas contra el COVID-19, que ahora están disponibles desde los 5 años en adelante.

Vail Health planea reducir la frecuencia de las clínicas de vacunación contra el COVID-19, ya que el modelo de vacunación masiva ya no es necesario en este momento, según el director de salud de la población, Chris Lindley.
Ali Longwell/Vail Daily

La infección previa con la primera variante Omicrón (BA.1) “parece brindar una fuerte protección contra BA.2 en general”, dijo Harmon. “Estar al día con las vacunas contra el COVID-19 también continúa brindando protección”.

La circulación masiva de BA.2 ha llevado a los fabricantes de vacunas a lanzar el proceso de aprobación de la FDA para una cuarta inyección de la vacuna COVID-19. Vail Health y otros proveedores locales tendrán la capacidad de ofrecer estas cuartas vacunas una vez que se aprueben, lo que Lindley dijo que es probable que suceda en el próximo mes más o menos.

Lindley también recomendó que los residentes tengan a la mano algunas pruebas de COVID-19 por si empiezan a experimentar síntomas.

Si bien los síntomas podrían ser un resfriado o alergias estacionales, es mejor prepararse para la posibilidad de haber contraído la nueva variante hasta que una prueba negativa demuestre lo contrario. De esta manera, podemos continuar reduciendo la transmisión comunitaria y proteger a la población que tiene complicaciones de salud, dijo Lindley.

Más allá de esto, “sigan invirtiendo en su salud”, dijo Lindley. “Manténgase saludable, sigan comiendo sano, duerman, hagan ejercicio. Consulten a su médico”.

“Por el lado de la salud mental, nuestra comunidad ha pasado por mucho”, agregó. “La gente está cansada. Hay altos niveles de depresión, ansiedad y abuso de sustancias en nuestra comunidad. Por lo tanto, sean amables y ofrezcan cariño, y si notan que hay personas que necesitan ayuda, asístanlas, recomiéndenlas a un especialista en salud conductual”.

Vail Health y su subsidiaria Colorado Mountain Medical están reduciendo la frecuencia de las clínicas de vacunación contra el COVID-19 ya que el modelo de vacunación masiva ya no es necesario en este momento, dijo Lindley. Las vacunas aún están disponibles a través del Departamento de Salud Pública del Condado, en las clínicas de Colorado Mountain Medical y en todas las farmacias.

En el futuro, la idea es que las farmacias y los proveedores de atención primaria ofrezcan las vacunas contra el COVID-19 de forma rutinaria, similar a las vacunas contra la influenza.

COVID-19 “ahora está fácilmente arraigado en nuestra comunidad y en todo el mundo”, dijo Lindley. “Seguirá estando con nosotros probablemente mientras vivamos”. Los expertos en salud pública tienen la esperanza de que, a medida que el COVID-19 continúe circulando y mutando en todo el mundo, las nuevas variantes que surjan se volverán más leves con el tiempo, como sucedió con el virus de la influenza.

“Eso es lo que esperamos, pero no se sabe”, dijo Lindley.

 

 


Support Local Journalism