La encuesta de Healthy Kids Colorado despierta nueva atención y también controversia | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

La encuesta de Healthy Kids Colorado despierta nueva atención y también controversia

Ali Longwell
Traducido por Edgar Arroyo
Tres escuelas que normalmente participan en la encuesta semestral se retiraron debido a las nuevas preguntas para estudiantes de secundaria.
Ali Longwell/Vail Daily

Durante muchos años, la encuesta Healthy Kids Colorado ha ofrecido información sobre el comportamiento, actitudes y percepciones de estudiantes de secundaria y preparatoria del estado. Este año, la encuesta ha recibido más atención y controversia que nunca, a raíz de algunas de sus preguntas.

Michelle Stecher, directora ejecutiva de Mountain Youth, dijo que este año la encuesta se ha convertido en “un tema más candente que nunca”.

Mountain Youth ha desempeñado un papel único al administrar la encuesta para la comunidad del condado Eagle. Actuando como enlace entre las escuelas y el estado, la organización sin fines de lucro local ayuda a programar las encuestas, trae voluntarios para que actúen como encuestadores y contrata a una empresa externa para evaluar localmente los datos recopilados del estudiantado. Mountain Youth ha trabajado así durante las últimas siete encuestas.



Esta encuesta se realiza dos veces al año y le hace a cada estudiante una serie de preguntas sobre la vida y seguridad escolares, las relaciones, la salud física y mental, la participación extracurricular, el abuso de alcohol y otras sustancias, la actividad sexual y más. Hay diferentes preguntas para las escuelas secundarias y preparatorias.

La encuesta de este año comenzó a administrarse la semana pasada y continuará en diferentes aulas y escuelas durante esta semana. Antes de su administración, las familias recibieron una carta sobre las preguntas que se harán y un formulario para excluir a su estudiante, si así lo deseaban. Estas cartas se enviaron hace algunas semanas y despertaron inquietudes en torno a su contenido.



Históricamente en el condado Eagle, todas las escuelas secundarias y preparatorias públicas y privadas han participado en la encuesta. Aun así, el participar siempre ha sido opcional y las familias tienen la opción de optar el no participar en la encuesta si así lo desean. Según Stecher, optar por no participar era muy raro que sucediera hasta este año, con solo 10 de los casi 4,000 estudiantes que si participaban.

Este año, sin embargo, la preocupación generalizada sobre el contenido ha llevado a tres escuelas a optar por no participar en la encuesta por completo. Estas escuelas son la escuela católica St. Clare of Assisi, la Academia cristiana Vail y la Academia chárter del condado Eagle. Cada una de estas escuelas van desde Kínder hasta 8vo grado y optaron por no participar en la encuesta para sus estudiantes de sexto, séptimo y octavo grado.

La directora de la Academia Chárter, Kim Walter, dijo que las conversaciones entre maestras de la escuela secundaria y la comunidad familiar llevaron a la escuela a optar por no participar. Particularmente preocupados por sus estudiantes más jóvenes, dijo.

“Las preguntas relacionadas con la actividad sexual y el consentimiento han cambiado significativamente con respecto a años anteriores”, dijo Walter. “Fue este tema en particular el que motivó nuestra decisión de posponer la participación en la encuesta para los grados seis al ocho hasta que el estado tenga la oportunidad de revisar los comentarios relacionados con los cambios más recientes en la encuesta”.

Walter dijo que en el pasado, la participación en esta encuesta le ha dado a la escuela chárter “información valiosa” que les ha informado cuáles programas y servicios de apoyo necesita el alumnado, así como también ha evaluado el comportamiento y los riesgos de los y las estudiantes. Sin embargo, este año las preguntas generaron inquietudes sobre si la escuela podría abordar ciertos aspectos de las respuestas a estas nuevas preguntas.

“Nos preocupaba que las limitaciones de una encuesta anónima no nos permitieran abordar las preguntas y preocupaciones que surgen de los estudiantes que están o han sufrido en el pasado, traumas relacionados”, dijo Walter.

Este año, se agregaron nuevas preguntas a la encuesta a nivel secundaria sobre el consentimiento y la actividad sexual. Esto incluye preguntas sobre si los estudiantes han participado o no en relaciones sexuales, así como si se dio consentimiento en tales situaciones. Algunas de estas preguntas incluyen:

• Durante los últimos 12 meses, ¿ha sido enviada alguna foto o video revelador o sexual tuyo por mensaje de texto, correo electrónico o publicado electrónicamente sin tu permiso?

• ¿Alguna vez has tenido una experiencia sexual en la que no estabas seguro(a) de haber recibido el consentimiento total otorgado por la otra persona?

• ¿Alguna vez has tocado o pellizcado a alguien de manera sexual cuando la otra persona no quería que lo hicieras?

• ¿Has tenido relaciones sexuales alguna vez?

Denise Kipp, directora ejecutiva del Red Ribbon Project, dijo que el consentimiento es un “concepto complejo” que algunos o algunas estudiantes comprenden mejor que otros “según la madurez y la experiencia”. Sin embargo, agregó que es valioso hacer estas preguntas.

“Lamentablemente, algunos estudiantes han vivido estas cosas. Afortunadamente, otros no lo han hecho. La única forma de que la comunidad comprenda mejor las necesidades de los y las jóvenes es recabando estos datos”, dijo Kipp.

Actualmente, el Distrito Escolar del Condado Eagle se asocia con Red Ribbon Project en sus clases de educación sexual, o de madurez, para los grados 5-12. Los programas de Red Ribbon siguen los estándares de salud del Departamento de Educación de Colorado y contienen “educación integral, médicamente precisa y basada en hechos”, dijo Kipp.

Eagle County Charter Academy es parte del Distrito Escolar. Sin embargo, ninguna otra escuela del distrito ha optado por no participar. Aun así, Matt Miano, director de comunicaciones del distrito, escribió en un correo electrónico que el distrito espera ver un incremento de familias y estudiantes que optan por no participar. El distrito aún no tiene datos sobre la cantidad de estudiantes que optaron por no participar.

La razón por la que el distrito espera este aumento es, similar a la crítica de Walter, sobre algunas de las preguntas dirigidas a estudiantes de secundaria.

“Creemos que la encuesta ha evolucionado un poco con respecto a años pasados y que ciertas preguntas sobre la madurez y la educación sexual se han dirigido a un grupo demográfico más joven”, escribió Miano. “Ya nos hemos comunicado con el estado y hemos ofrecido comentarios al respecto y esperamos que resuelvan estas preocupaciones para la próxima encuesta en 2023”.

Sin embargo, el distrito no consideró que estas preguntas justificaran una opción de exclusión para todas las escuelas.

“Sentimos que algunas de las preguntas relacionadas con la sexualidad para nuestros alumnos de sexto grado eran preocupantes, pero no pensamos que valiera la pena excluirse de la encuesta en su totalidad, ya que nos ofrece medidas valiosas sobre una gran variedad de temas”, escribió Miano. “Las familias tienen la opción de optar por no participar e invitamos al estudiantado a que no respondan preguntas que no comprendan, se les anima a omitirlas y pasarse a la siguiente”.

Hace algunas encuestas, se agregó al sexto grado a la encuesta local para que coincida con el resto del estado, dijo Stecher, y señaló que las preocupaciones de este año podrían provocar que se revise esta decisión en el futuro.

Si bien las preguntas sobre el comportamiento sexual en escuelas secundarias suscitaron la mayor preocupación, familias por Facebook y a través de otras vías también expresaron su preocupación por otros temas como el uso de sustancias, el género y la identidad sexual, entre otros. Sin embargo, muchas de estas preguntas han estado en la encuesta durante años.

“Desde el año pasado hasta este año, el mayor cambio que hemos visto han sido las preguntas de la escuela secundaria sobre comportamiento sexual. La mayoría de las otras preguntas han estado allí de alguna forma cada año”, dijo Stecher, y luego agregó que “ninguna investigación demuestra que, al hacer una pregunta, se fomente esa conducta”.

Stecher agregó que las preguntas cambian cada año para reflejar las nuevas tendencias y mantenerse al tanto de las conversaciones relevantes para los y las jóvenes de hoy.

“En mis pláticas con el estado, la razón de este aumento en las preguntas sexuales ha sido porque hubo muchos más informes de actividad sexual y sexo sin consentimiento a edades más tempranas”, dijo. “Y entonces, a nivel estatal, querían tomar el pulso de cómo se ve esto en las comunidades y en todo el estado para poder brindar más apoyo”.

Cómo se ha hecho la encuesta

Emily Fine, directora de encuestas escolares y juveniles del Departamento de Salud y Medio Ambiente de Colorado, dijo que la mayoría de las preguntas de la encuesta bianual provienen de la Encuesta nacional de comportamiento de riesgo juvenil y están validadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Colorado ha participado en la encuesta de los CDC desde 1991. En 2013, este esfuerzo se amplió para crear la encuesta Healthy Kids Colorado.

Un grupo que incluye a jóvenes, padres de familia, administradores escolares y organizaciones sin fines de lucro redefine las preguntas de la encuesta de comportamiento de riesgo de los jóvenes.

“Las nuevas preguntas se evalúan para determinar si se ajustan a la encuesta, incluso si representan un tema emergente o importante en la salud para adolescentes, si hay un interés compartido entre el programa y los socios, y si los datos serán procesables”, dijo Fine. “Las decisiones finales sobre la encuesta estándar las toma un comité directivo, que depende en gran medida de esta información”.

El comité directivo incluye representantes de los departamentos de Salud Pública y Medio Ambiente, de Seguridad Pública, de Servicios Humanos – Oficina de Salud del Comportamiento, de Educación y un equipo de investigadores de la Escuela de Salud Pública todos ellos de Colorado.

Los distritos locales pueden agregar sus propias preguntas a esto. A nivel local, Stecher dijo que solo se han agregado algunas preguntas sobre “confianza y seguridad”.

A nivel estatal, se agregaron 23 preguntas nuevas para las escuelas secundarias y 32 para las preparatorias. “Las nuevas preguntas incluyen experiencias relacionadas con la pandemia de COVID-19, violencia y seguridad, estrés y resiliencia, y conectividad”, dijo Fine.

Según Fine, Colorado ha estado encuestando a estudiantes durante casi 30 años. Y durante este período de tiempo, si bien ha recibido inquietudes y comentarios de incomodidad de las familias, el valor de la encuesta ha prevalecido.

“Hacer preguntas a un joven sobre una encuesta de salud no influye en su comportamiento”, dijo. “Muchos comportamientos relacionados con la salud, incluyendo comportamiento sexual, consumo de tabaco y algunas formas de violencia, han disminuido desde 1991, al mismo tiempo que aumentaron las actividades de encuestas para jóvenes en Colorado y en todo el país”.’

El valor de la encuesta

Si bien la atención en torno a la encuesta de este año no ha sido del todo positiva, Stecher dijo que está contenta de que la encuesta, que ha pasado “desapercibida durante tanto tiempo”, al menos se esté hablando de ella. Parte de la razón, dijo, es el inmenso valor que aporta a la comunidad.

La encuesta, dijo Stecher, ayuda a muchas personas en el condado Eagle a “comprender mejor cómo están nuestros niños y niñas y comprender mejor sus necesidades para ofrecerles mejores recursos”.

A lo largo de los años, estos datos se han utilizado para reservar fondos y lanzar servicios críticos para jóvenes en la comunidad, dijo, y agregó que esto ha incluido Eagle Valley Behavioral Health y la incorporación de más consejeras en las escuelas.

En todo el estado, Fine dijo que los resultados han informado para la creación de nuevos programas para apoyar al éxito de los estudiantes, brindar orientación en las escuelas y comunidades para abordar problemas de salud, informar a las familias sobre temas relevantes para discutirse con sus hijo e hijas y asegurar el financiamiento del programa para varios grupos y organizaciones.

Para el distrito escolar, los resultados ayudan a lograr su objetivo y prioridad de apoyar la salud y el bienestar de sus estudiantes.

“Los datos de HKCS pueden usarse para ayudarnos a comprender dónde se encuentra actualmente nuestra población estudiantil para lograr esa prioridad”, escribió Miano.

Stecher sugirió que una posible razón por la que las familias han expresado su creciente descontento por la encuesta es que algunos padres de familia probablemente quieren que la primera vez que su hijo o hija escuche estos temas provenga de la misma familia y no de un servicio anónimo. Lo cual, en su opinión, es un resultado positivo de la atención que ha recibido la encuesta este año.

“Toda esta controversia, con suerte, ha animado a más familias a que inicien las pláticas sobre estos temas intimidantes”, dijo. “Eso sería un gran resultado de toda esta situación”.

Para obtener más información sobre la encuesta estatal y para ver las preguntas estándar de las escuelas secundaria y preparatoria de 2021, visite: cdphe.colorado.gov/hkcs

Para ver los resultados de encuestas anteriores del condado Eagle, visite: mountainyouth.org/healthykidscoloradosurvey

 


Support Local Journalism