La importancia de la educación musical para el cerebro de los niños | VailDaily.com

La importancia de la educación musical para el cerebro de los niños

Savina May

Vivimos en un mundo donde todo gira alrededor de los deportes. Los atletas reciben mucha atención en sus comunidades, por las redes sociales, y también de las universidades buscando estudiantes para dar las becas. Vivimos en una cultura en la que los atletas profesionales reciben salarios exorbitantes y son tratados como reyes. Esto ha permeado en el sistema educativo en donde desde muy jóvenes, las escuelas preparan a sus alumnos para esta ambiente competitivo, las primarias enseñan clases del gimnasio, y animan a los niños a jugar deportes extraescolares. Cuando hay recortes presupuestarios en las escuelas, ¡lo último que se puede eliminar son los deportes! Pero, no es una problema decir adiós a las pocas clases de música que tenemos.

Esto debe preocuparnos. ¿Por qué? Para empezar, los programas de arte son los primeros en irse cuando hay algún recorte presupuestario pero la música es esencial en el crecimiento de el cerebro de un niño. Varios estudios han demostrado que la formación musical tiene un gran impacto en el desarrollo cognitivo, socioemocional, y cerebral de los niños. De hecho, hubo un estudio en 2009, en que estudiantes que tenían dificultades para leer,  aprendieron cómo tocar instrumentos musicales que son sostenidos en el centro del cuerpo, como la flauta (recorder), el clarinete, y el piano. Después de 12 meses, estos estudiantes exhibieron cambios en el corpus callosum, un parte del cerebro que estimula conexiones entre los dos hemisferios. El resultado fue crecimiento en la fuerza motora, sensorial, y cognitiva (especialmente con la lectura). Asimismo, niños de los cinco a siete años pasaron 15 meses en 2005 durante tomando lecciones de piano. Después de 15 meses, estos niños desarrollan habilidades de visión, habla, y oído significativamente mejores que antes de que comenzaron la formación musical.

Finalmente, la música facilita conexiones entre las personas. La gente puede relacionarse el con uno el otro cuando escuchan música que toca algo dentro de ellos. Si los niños aprenden cómo sentir empatía por otras personas a una edad temprana, imaginemos lo brillante que sus futuros pueden ser.

Para resumir, la educación musical es instrumental en el crecimiento de los cerebros de niños, y es esencial para ayudar a los niños a alcanzar su máximo potencial como miembros conscientes de nuestra sociedad. Por eso, necesitamos empezar a tratar a los programas de música y los de deportes con la misma importancia. Necesitamos financiar mejor  la educación musical y ofrecer oportunidades a los estudiantes de música para aprender, recibir apoyo crecer, y a la larga, sobresalir como músicos.

Tutor: Paola Baglietto