La Salud en el Valle: Los educadores comenzaron a recibir vacunas el 8 de febrero, los trabajadores de restaurantes comienzan el 5 de marzo | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

La Salud en el Valle: Los educadores comenzaron a recibir vacunas el 8 de febrero, los trabajadores de restaurantes comienzan el 5 de marzo

John LaConte
Traducción por Edgar Arroyo
Puerto para helicópteros de la nueva Ala Este del hospital de Salud en Vail. La nueva ala del hospital abrió sus puertas al público el pasado diciembre. (Chris Dillmann, cdillmann@vaildaily.com)

La apertura de un gran espacio nuevo, junto con la anticipación anticipada de la amenaza del covid-19, hizo que Vail Health pudiera mantenerse dentro de su límite de camas de hospital durante la pandemia de 2020. Y mientras las hospitalizaciones están disminuyendo, el virus llegó para quedarse y el hospital deberá seguir concentrado en la distribución de vacunas durante muchos años.

Esos son algunos de varios mensajes comunicados al público el martes por el director ejecutivo Will Cook durante el discurso del estado de Vail Health del hospital. El evento anual se llevó a cabo virtualmente este año y el hospital respondió algunas preguntas de la comunidad a través de Zoom. A Cook lo acompañó el director de salud de población de Vail Health, Chris Lindley.

En un mensaje más preciso, Lindley dijo que, a partir del 8 de febrero, cualquier persona mayor de 65 años, así como todos los educadores del condado Eagle, tendrán oportunidad de recibir la vacuna registrándose en EagleCountyCovid.org



Sin embargo, “eso no significa que recibirán la vacuna la próxima semana”, agregó Lindley. “Vamos a administrar tantas vacunas como tengamos disponibles, pero no tendremos suficientes vacunas la primera semana para recibir a todos los que quieran una.

“Tan pronto como el 5 de marzo… los trabajadores esenciales y residentes de Colorado de 16 a 64 años que tengan dos o más afecciones de alto riesgo tendrán oportunidad”, dijo Lindley. “Esos trabajadores esenciales, incluyen a los que trabajan en la industria de los restaurantes”.



La gerente de seguridad de Vail Health, Kimberly Flynn, y el director de salud de la población de Vail Health, Chris Lindley, se unen al piloto de primera clase Samuel Weber de la Guardia Nacional de Colorado para recibir el primer envío de la vacuna Pfizer COVID-19 en Vail Health el pasado 15 de diciembre. (Ben Gadberry, Vail Health)

Alta distribución

Lindley dijo que, en la primera ronda de vacunas, el 93 por ciento de los trabajadores de Vail Health que eran elegibles para recibirla, incluido él mismo, optaron por hacerlo.

“Aunque nos complace informarle que, si bien es posible que tenga algunos efectos secundarios menores, al día siguiente de la segunda dosis pudiera sentirse un poco desanimado por un día, es mucho mejor que contraer COVID o contagiarlo a un ser querido”, dijo.

Lindley mencionó que ha habido muchas preguntas sobre la vacunación de personas que no viven en el condado Eagle.

“La guía para nosotros como entidad de atención médica, como hospital, es: usted vacuna a cualquier residente de Colorado o dueño de una propiedad, siempre que se ajuste a las categorías definidas en las que estamos”, dijo Lindley. “Eso es lo que hemos estado haciendo y eso es lo que seguiremos haciendo”.

Lindley también dijo que las llamadas vacunas “sobrantes”, que de otro modo podrían desecharse, no estarán disponibles en Vail Health.

“No acudan a las clínicas de vacunación, tanto del condado como las clínicas de vacunación de Vail Health, pensando que, al final del día, van a poder recibir una de las vacunas que sobraron”, dijo Lindley. “Ahora estamos programando las cantidades específicas y no nos quedarán vacunas al final del día”.

El ala oeste del Hospital de Vail abrió sus puertas en el verano del 2017. (Chris Dillmann, cdillmann@vaildaily.com)

‘Como la influenza de temporada’

El mensaje positivo de Vail Health, en medio del trasfondo del mensaje ampliamente compartido del presidente Biden, que nuestra lucha contra el virus tendrá “días oscuros por delante”, impulsó a Cook a abordar una contradicción percibida en los mensajes locales y nacionales.

“Entre más mute este virus, más probable es que pueda encontrar una manera de eludir la vacuna, por lo que esta carrera entre tratar de obtener suficientes vacunas aprobadas y luego producirlas y luego distribuirlas y aplicarlas, se está haciendo dentro del marco de estas mutaciones que están ocurriendo”, dijo Cook. “Para este verano, deberíamos tener un gran porcentaje de nuestra población vacunada, deberíamos volver al clima más benevolente y con suerte, habremos tenido suficiente tiempo para que todos estos fabricantes de medicamentos también hagan lo que ya han comenzado, que es averiguar cómo se verá la próxima vacuna, ya que probablemente todos tendremos que recibir una inyección de refuerzo en algún momento del otoño o tal vez el próximo invierno”.

Lindley dijo que la eliminación total de COVID-19 en el condado Eagle probablemente no sucederá.

“En mi opinión, COVID-19 nunca va a desaparecer”, dijo Lindley. “Vamos a seguir viviendo y lidiando con eso, para las generaciones venideras. Será como la influenza de temporada, pero como con la influenza, tendremos vacunas vigentes… refuerzos actualizados, mejores tratamientos, sabremos cómo controlarla mejor. Pero esta es una enfermedad altamente infecciosa que ya se ha extendido por todo el mundo, está bien establecida y erradicarla por completo probablemente sea una falacia en este punto, pero podemos controlarla en nuestra comunidad alcanzando la inmunidad colectiva y llegando a esa tasa de vacunación entre el 70 u 80 por ciento donde todavía tendremos algunos casos, pero con suerte no cerrará nuestra economía, o nuestras escuelas, ni cambiará nuestras formas de vida en el futuro”.

Persisten otros problemas

En el futuro, a Vail Health le gustaría volver a los otros problemas de la comunidad, como la salud mental y en palabras de Cook, “mejorar el acceso a una atención más al alcance de todos”.

Cook dijo que no es fácil vivir en el condado Eagle, por el costo de la atención médica.

“La vivienda es cara, el cuidado de niños es difícil de encontrar, además del hecho que la atención médica es inalcanzable en muchos casos, y eso podría ser lo que haga que alguien elija quedarse y no tener seguro médico, o irse”, dijo Cook. “Cuando se piensa que el promedio estatal de personas sin seguro médico es del 6 por ciento, y del 16 por ciento en este valle, eso es un problema”.

Cook dijo que antes de llegar el COVID, Vail Health estaba en proceso de abordar ese problema.

“Todavía estamos concentrados en seguir con ese trabajo”, dijo Cook. “Escuchamos a mucha gente decir, oye, Will, me caigo en la montaña, arruino mi bicicleta, intento hacerme una resonancia magnética y me cuesta $2000, cuando podría ir a Glenwood y conseguirla por menos de $1000, o ir a Denver”.

Cook dijo que, si bien todavía hay trabajo por hacer, algunos servicios han bajado de precio en el hospital. Cook se refirió a ellos como “servicios accesibles” y dijo que son servicios que, cuando una persona necesita atención, no “se convierten en un obstáculo”. Cook dijo que los ajustes de precios han sido absorbibles desde un punto de vista comercial.

“Como resultado de esto, hemos visto subir nuestro volumen”, dijo. “Así que en realidad nos ha ayudado a compensar algunas de las pérdidas asociadas con la reducción de nuestras tarifas, al tener personas que hasta ahora iban a Denver a quedarse aquí en el valle”.

Cook dijo que el hospital continuará ajustando las tarifas para atraer más clientes locales lesionados.

“Este es el tipo de cosas en las que vamos a tratar de enfocarnos mientras seguimos abordando este gran problema de mejorar el acceso a una atención más económica”, dijo.


Support Local Journalism