Las iglesias del Valle de Vail se adaptan a una nueva normalidad, celebrando juntas de manera remota | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Las iglesias del Valle de Vail se adaptan a una nueva normalidad, celebrando juntas de manera remota

Las congregaciones están buscando formas de servir a la comunidad de manera segura mientras se apegan a la orden de seguridad pública

Por Pam Boyd
Traducción por Edgar Arroyo
En lugar de reunirse en persona, los miembros de las congregaciones se reunieron frente a las pantallas de las computadoras para asistir a los servicios, compartiendo su fe durante el tiempo de COVID-19.
AP

CONDADO DE EAGLE – En las iglesias alrededor del Valle de Vail el pasado, 15 de marzo, se predicaron sermones y se cantaron himnos, pero las bancas estaban vacías.

En lugar de reunirse en persona, los miembros de las congregaciones se reunieron frente a las pantallas de las computadoras para asistir a los servicios, compartiendo su fe durante el tiempo de COVID-19.

En la Iglesia de la Trinidad en Edwards, el pastor y dos miembros del equipo de adoración, cuidaban de observar las recomendaciones de distanciamiento social y se mantenían al menos a 6 pies de distancia el uno del otro, presentaron un servicio dominical que luego se compartió en las redes sociales y el sitio web de su iglesia.

Cada parroquia en el valle cumplía con la orden de salud pública emitida por el Condado Eagle del 12 de marzo que limita las reuniones a 50 personas o menos, aunque ahora se ha reducido a 10. La orden vigente hasta el 8 de abril establece: “La definición de ‘evento’ es una reunión para actividades comerciales, sociales o recreativas que incluyen, entre otros, eventos comunitarios, cívicos, públicos, de ocio o deportivos; desfiles, conciertos, festivales, asambleas, convenciones, recaudadores de fondos y actividades similares. La orden no se aplica a escuelas, restaurantes, líneas de elevación y al aeropuerto. Se aplica a eventos privados como bodas y fiestas”.

“Definitivamente estamos cumpliendo con lo pedido. Estamos agradecidos por el liderazgo que muestran nuestras autoridades locales “, dijo Sarah Hopkins, directora administrativa de Trinity. “Podemos unirnos y adorar juntos, en cierto sentido, incluso si no estamos en el mismo edificio”.

Ese objetivo fue repetido por las congregaciones en todo el valle. Desde sesiones de Facebook Live hasta servicios que fueron grabados y luego subidos a sitios web, los fieles del valle pudieron adorar juntos este fin de semana.

Pero las iglesias locales saben que el desafío que viene es más grande que una solución tecnológica temporal. Su mayor problema es cómo enfrentar el desafío de dar el ministerio a las personas cuando el coronavirus ataca al valle.

Gente de fe

Durante épocas anteriores de emergencia nacional, las iglesias locales programaron servicios especiales y abrieron sus puertas a los ansiosos y afligidos. Obviamente, COVID-19 requiere una respuesta diferente.

“Si se tratara de un evento como el 11 de septiembre, podríamos estar diciendo algo a nuestra comunidad ‘Ven a nuestra iglesia. Lloremos juntos y adoremos juntos’, pero no podemos hacer eso”, dijo Nate Morris, el pastor principal de la Capilla del Calvario de Mountain Life en Edwards. “Necesitamos descubrir cómo llegar a las personas sin literalmente, ir con las personas”.

Las congregaciones quieren servir a la comunidad local y están buscando formas de hacer que eso suceda.

“Dentro de nuestra comunidad de la iglesia, tenemos algunos voluntarios que se acercan a aquellos en nuestras listas de contactos”, dijo la Rev. Molly Fiore, pastora asociada de la Iglesia Metodista Unida de la Comunidad Eagle. Ella señaló que esas listas no solo incluyen miembros de la congregación.

“Queremos reportarnos con la gente. Ver cómo están y evaluar sus necesidades”, dijo Fiore.

Como todos nosotros, Fiore dijo que las iglesias todavía están luchando para definir cuál es la necesidad.

“Todo esto es nuevo. Queremos ver cuáles son las necesidades de la comunidad y luego poder ayudar”, dijo Fiore.

Presentarse aún puede ser personal, incluso si no es en persona, anotó Fiore.

“Estoy viendo esta increíble comunidad uniéndose”, dijo. “Tenemos una comunidad muy generosa, tenemos mucha compasión. Las personas buscan maneras de ayudar mientras están a salvo”.

En la iglesia metodista, el mercado de nuestra comunidad del lunes estará abierto. Las familias podrán recoger bolsas de comida ya empaquetadas en la iglesia de Eagle entre las 4:30 y las 6 p.m. Sin embargo, el programa Simple Supper de la congregación del lunes por la noche ha sido cancelado hasta nuevo aviso.

Difundiendo su mensaje

Aun cuando enfrentan los desafíos del COVID-19, los y las líderes religiosas locales dijeron que el brote nacional representa un llamado a la acción.

Morris comentó que una de sus feligresas tomó unos rollos de papel higiénico, adjuntó una nota alentadora y los dejó en la puerta principal de sus vecinos. Hace un par de semanas, nunca hubiera imaginado el papel higiénico como un ministerio, pero combatir el COVID-19 requiere esfuerzos revolucionarios.

“El aislamiento es lo que va a ser difícil en las próximas dos semanas”, dijo Morris. “Nuestro objetivo como congregación es ayudar a cuidar a las personas”.

Eso significa atender las necesidades físicas y espirituales. En tiempos de crisis, las personas buscan esperanza en la religión. Para satisfacer esa necesidad, Morris señaló que hay un esfuerzo en marcha para que los líderes religiosos locales graben mensajes de esperanza que se puedan compartir en línea, en todo el valle y más allá.


Support Local Journalism


Start a dialogue, stay on topic and be civil.
If you don't follow the rules, your comment may be deleted.

User Legend: iconModerator iconTrusted User