Líderes de la comunidad del Condado de Eagle establecen un plan para salir del confinamiento del COVID-19 | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Líderes de la comunidad del Condado de Eagle establecen un plan para salir del confinamiento del COVID-19

Pam Boyd Traducido por Julio Garcia Jimenez
El presidente y CEO de Vail Valley Partnership, Chris Romer, con una máscara que lee "Sé bueno con las personas", explica la responsabilidad que tendrán las empresas cuando las restricciones comiencen a disminuir en el Condado de Eagle. Romer formó parte de un foro de líderes comunitarios el jueves pasado discutiendo el futuro del condado.
Special to the Daily

CONDADO DE EAGLE- Dos meses después de que el COVID-19 golpeara el Condado de Eagle y cerrara todo desde las escuelas hasta los restaurantes y las pistas de esquí, todos hemos aprendido que las condiciones de la cuarentena son difíciles.

Pero según los representantes de salud pública, gobierno y negocios, la siguiente etapa de la reapertura del condado puede ser aún más difícil. La Fase II ofrecerá más libertad de movimiento, pero también requerirá más cooperación y responsabilidad personal. Y todos debemos estar listos para avanzar porque la transición a la siguiente fase ocurrirá en tan solo unos días.

El 25 de mayo, el Condado de Eagle está programado a pasar de la fase verde/principiante del mapa de transición al nivel azul/intermedio. Basado en las descripciones del terreno de esquí que se encuentran en la montaña, el mapa de transición del condado establece no sólo los estándares que se aplicarán para reabrir la economía local después de semanas de confinamiento por el COVID-19, sino que también incluye fechas objetivo para cuando las transiciones sucederán.

Mientras los residentes del condado se preparan para la primera transición, el editor del Vail Daily, Nate Peterson, moderó un foro en vivo el jueves pasado en el que estuvieron presentes representantes de Vail Valley Partnership, Vail Valley Foundation, Vail Health, el Condado de Eagle y la Cámara de Comercio de Basalt. El foro fue titulado “Conversaciones de la comunidad: encontrando un equilibrio” y su tema central fue una discusión de por qué ahora es el momento adecuado para avanzar.

“No podemos crear un muro en contra de este virus. Es muy astuto,” dijo Becky Larson, Gerente de Prevención y Control de Enfermedades del Departamento de Salud Pública del Condado de Eagle. “Necesitamos analizar cómo vamos a vivir con este virus durante los próximos dos años.”

El lunes 25 de mayo, reabrirán restaurantes, bares, parques y alojamientos limitados en el Condado de Eagle. Sin embargo, hay dos avisos importantes en cuanto a estas reaperturas. Estas actividades estarán sujetas a protocolos de distanciamiento social y se limitarán al tamaño máximo de reunión.

Y se espera que todos cumplan con los cinco compromisos de contención:

  • Mantendré 6 pies de distancia social.
  • Me lavaré las manos a menudo.
  • Me cubriré la cara en público.
  • Me quedaré en casa cuando esté enfermo.
  • Me haré la prueba de inmediato si tengo síntomas.

La fase azul/intermedia incluye la bienvenida a un número limitado de visitantes no residentes. Luego, dependiendo de cómo vaya la fase azul, el condado podría pasar a la fase de diamante negro el 25 de junio. Esa fase permitiría que todos los alojamientos se abrieran y darían la bienvenida a todos los visitantes.

Duro proceso de aprendizaje

El Director de Salud Pública del Condado de Eagle, Heath Harmon, dijo que hay una división en el condado que refleja lo que está sucediendo en el estado y la nación. Hay personas que creen que las órdenes de salud pública actuales son exageradas y otras que creen que aún es peligroso reabrir los negocios y espacios públicos.

“Creo que es realmente importante saber que el virus no desaparecerá pronto y que no hay cura,” señaló Harmon. “No podemos esperar a que llegue una vacuna, pero podemos utilizar lo que hemos aprendido para dar los próximos pasos juntos. Este es el plan más equilibrado que podemos encontrar ahora.”

Todos los miembros del panel señalaron que no es sustentable mantener la economía cerrada hasta que se produzca una vacuna, la cual se estima que tomará de uno a dos años como mínimo. Eso significa que la conversación debe cambiar a cómo reabrir negocios y otros servicios públicos de manera segura. Enfatizaron que ahora se sabe mucho más sobre el COVID-19 de lo que se sabía cuando se diagnosticó el primer caso local el 6 de marzo.

“No creo que ninguno de nosotros anticipó que el virus iba a pegar tan fuerte como lo hizo a mediados de marzo,” dijo Will Cook, CEO de Vail Health.

Pero desde el pico del brote local, que ocurrió el 16 de marzo, el condado ha podido aumentar su capacidad para tratar a pacientes con COVID-19 y ha visto una disminución constante en los casos del COVID-19.

“Para todos los efectos, creemos que el sistema de salud está listo para manejar la siguiente fase,” dijo Cook. “Sabemos mucho más de lo que sabíamos a mediados de marzo.”

Una de las cosas que los funcionarios de salud pública saben es que el COVID-19 seguirá siendo parte de nuestra realidad diaria durante algún tiempo. El objetivo es evitar grandes aumentos de exposición a medida que la población avanza hacia el objetivo de una inmunidad colectiva, un punto en el que la mayoría de la población (alrededor del 60-70%) tiene inmunidad a la enfermedad.

“Este virus puede crecer exponencialmente. Estamos tratando de mantener ese crecimiento a un nivel lento y manejable,” dijo Larson.

La salud conductual es también una prioridad para los funcionarios de salud locales, ya que la cuarentena, la pérdida de ingresos, y otros contribuyentes presentan un conjunto de dificultades para las personas en la comunidad.

“Lo que todo el mundo necesita entender es que vamos a avanzar de manera cuidadosa y basada en datos,” dijo Cook. “Tenemos que asegurarnos, a fin de cuentas, de que no solo estemos siendo conscientes del virus, sino también de todo lo que lo acompaña”.

Todo, incluida la precaria economía turística del condado de Eagle.

Impacto económico

Si el Condado de Eagle se va a recuperar económicamente del COVID-19, los turistas tendrán que regresar, según los líderes del condado.

“Es lo que somos. Somos una comunidad que da la bienvenida a personas de todo el mundo,” dijo Chris Romer, de Vail Valley Partnership.

Pero conforme las nuevas órdenes de salud pública vayan permitiendo más aperturas, Romer dijo que las empresas deberán cumplir con los cinco compromisos y exigir a sus clientes que hagan lo mismo.

“Si queremos estar juntos en esto … las empresas también tendrán que asumir esa responsabilidad,” dijo.

“El turista no es el malo. Es COVID,” dijo Kris Mattera, de la Cámara de Comercio de Basalt. “Veo los cinco compromisos como nuestra versión del código del esquiador. No seas el tipo en la montaña que todos miran y dicen: ‘¿Por qué está haciendo eso?’”

“La libertad para avanzar al siguiente nivel tiene un precio muy alto de ser responsable,” aceptó Cook.

¿Y qué pasa si la gente no asume esa responsabilidad? Larson señaló que el condado tiene un programa de pruebas muy fuerte y semanas antes de que llegue una crisis, los datos mostrarán aumentos de exposición inaceptables. Eso les dará tiempo a los funcionarios de salud pública para responder a posibles problemas.

Y ahora, después de semanas de compartir el objetivo común de detener la propagación del COVID-19, los residentes del condado serán desafiados a aceptar un nuevo reto. A medida que se vuelvan a abrir más empresas, programas y servicios, el COVID-19 se extenderá. El objetivo es minimizar el riesgo y garantizar que tengamos la capacidad médica para enfrentarlo.

“No hay situaciones en los que el riesgo sea igual a cero. No tenemos esa opción,” dijo la comisionada del condado de Eagle, Kathy Chandler-Henry. “Pero la responsabilidad personal es lo que nos ha llevado a este punto y, con suerte, nos ayudará.”


Support Local Journalism


Start a dialogue, stay on topic and be civil.
If you don't follow the rules, your comment may be deleted.

User Legend: iconModerator iconTrusted User