“Los niños están sufriendo mucho”: los profesionales médicos del área dicen | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

“Los niños están sufriendo mucho”: los profesionales médicos del área dicen

Pam Boyd
Traducción por Edgar Arroyo

El pediatra de Colorado Mountain Medical, Dr. Leslie Fishman, es uno de los profesionales médicos preocupados por la crisis de salud mental juvenil local. “Esto es lo peor en que hemos estado y por mucho”, dijo el Dr. Fishman. “No se trata solo de la cantidad de menores afectados, sino de la gravedad de sus problemas”.

Durante los 13 años que ha trabajado como pediatra en Colorado Mountain Medical, el Dr. Leslie Fishman nunca ha visto nada como la actual crisis de salud mental que afecta a los niños locales.

“Esto es lo peor en que hemos estado y por mucho “, dijo el Dr. Fishman. “No se trata solo de la cantidad de menores afectados, sino de la gravedad de sus problemas. Los y las niñas están sufriendo mucho”.



Las experiencias del Dr. Fishman reflejan informes en todo el estado y la nación. Children’s Hospital Colorado ha declarado estado de emergencia en la salud mental juvenil, el primero en los 117 años de historia de la institución.

“En este momento, los niños de Colorado necesitan nuestra ayuda más que nunca”, dijo Jena Hausmann, directora ejecutiva del Children’s Hospital Colorado, durante un anuncio el 25 de mayo. “Ha sido devastador ver que el suicidio se ha convertido en la principal causa de muerte para los niños de Colorado”.



En su consultorio de Avon, Dr. Fishman ha visto de primera mano los problemas que llevaron a Children’s Hospital Colorado a hacer esa declaración de estado de emergencia.

“Hay un sentimiento de desesperación que estamos viendo”, dijo Fishman. Más de sus pacientes informan tener dificultades para comer o dormir. Más niños locales están experimentando problemas académicos y sociales.

“Los niños están teniendo dificultades para dejar sus hogares. Tienen problemas para interactuar con sus familias y con sus compañeros”, dijo Fishman. “He visto a más jóvenes cortándose y tengo más que dicen que están pensando en suicidarse. Y sé por las discusiones con colegas que están viendo lo mismo”.

Esta crisis de salud mental juvenil comenzó con la crisis del COVID-19, pero sus efectos duran más que la pandemia, dicen los profesionales locales de la salud.

“Cuando las personas tienen problemas de salud mental, solo porque las cosas están mejorando no significa que las personas estén mejorando”, dijo Fishman. “Durante demasiado tiempo, las vidas que llevaban los niños y adolescentes no eran las vidas que esperaban vivir. Todo aquello por lo que vivían había sido tirado a la basura. Había mucha incertidumbre y no había garantías”.

Firme en el mejor de los tiempos

No es fácil ser un niño o un adolescente aun en las mejores circunstancias. Incluso con una estructura familiar sólida, un fuerte sistema escolar y una comunidad de apoyo, ser un niño significa navegar por una estructura social complicada. No es fácil sobrellevar las expectativas académicas, la presión de los compañeros y el estrés emocional que son parte del crecimiento. Pero al menos esos desafíos son parte de una infancia “normal”. Nada sobre la pandemia global de COVID-19 fue normal.

“El estrés para los niños siguió siendo el mismo, pero el año pasado agregó más estrés y dificultades”, dijo Casey Wolfington, director de salud conductual comunitaria de Eagle Valley Behavioral Health.

Wolfington señaló que Hope Center de Eagle River Valley tuvo consejeros de salud conductual disponibles para las escuelas locales durante el año pasado. “Esos consejeros y consejeras informaron un mayor número de estudiantes que buscan servicios y una mayor gravedad de los síntomas para esos estudiantes”, dijo Wolfington.

Pero el aumento en la cantidad de niños y niñas que buscan ayuda de los consejeros escolares no es lo que más preocupa a las profesiones médicas locales.

“Es importante reconocer que la situación que tenemos es que muchos niños tienen necesidades y están llegando al nivel de crisis”, dijo Wolfington. “Cuando llegamos a un punto en el que los niños aparecen en la sala de emergencias, las cosas se intensifican tan rápidamente que las cosas son más difíciles de manejar”.

Conseguir que los niños reciban la ayuda que necesitan antes del punto de crisis es el trabajo número uno, ya que el valle trabaja para abordar la crisis de salud mental juvenil local. Al igual que muchos aspectos de abordar la salud del comportamiento en toda la comunidad, se necesitará a todo el valle para hacer ese trabajo.

Cambio de paradigma

Wolfington cree que se está produciendo un cambio de paradigma en el condado Eagle, particularmente entre sus residentes más jóvenes.

“Creo que la generación más joven piensa en la salud del comportamiento como piensan en el ejercicio y la presión arterial”, dijo. “Se está convirtiendo en parte de lo que se considera un chequeo médico normal en esa generación”.

Cuando ve a los niños en su consultorio, Fishman pregunta rutinariamente cómo se sienten y luego hace un seguimiento si le ha preocupado lo que le dijeron. Tanto Fishman como Wolfington instan a las familias a buscar ayuda profesional cada vez que les preocupe la salud mental de sus hijos e hijas.

“Como padres, tratamos de convencernos de que no debemos preocuparnos”, dijo Wolfington. “Nos preguntan, ‘¿Cuándo sé que es el momento de buscar ayuda?’ Siempre se debe recibir ayuda antes de que sea el momento. Siempre es más fácil entablar una relación con un médico antes de que se encuentren en un estado de crisis y no van a hacerles ningún daño al conectar a sus hijos con alguien”.

“Quiero decirles a los padres que, si creen que hay problemas con la salud mental de sus hijos, probablemente los hay”, dijo Fishman. “Si está preocupado, probablemente debería buscar ayuda. No creo que se arrepienta de ver a un terapeuta si no lo necesita, pero se arrepentirá si necesitaba uno y no lo vio”.

Disponible y alcanzable

En el condado Eagle, los mayores obstáculos asociados con recibir ayuda profesional de salud conductual no deberían impedir que una familia encuentre un terapeuta. Los servicios locales de terapia están disponibles y son alcanzables. Hay una lista completa de terapeutas locales en eaglevalleybh.org que incluye información sobre especialidades profesionales, ubicaciones de oficinas y más. A través del Fondo de Olivia, los residentes locales pueden recibir servicios de terapia sin cargo.

“No puedo imaginar cómo serían las cosas ahora si no tuviéramos esa capacidad”, dijo Fishman. “Si alguien tenía cáncer, iba al hospital para recibir tratamiento. Eso simplemente no estaba pasando con el cuidado mental”.

“Ha sido una gran victoria para la comunidad y no sé si la gente se da cuenta de cuánto han mejorado las cosas”, continuó Fishman. “Se los digo por experiencia diaria, puedo ofrecer mejores opciones a los adolescentes y niños que sufren para estar mejor”.

Tanto Wolfington como Fishman dijeron que los servicios de salud conductual para la comunidad están preparados para la próxima gran mejora con la propuesta del Northstar Center en Edwards. Vail Health ha presentado una solicitud de desarrollo para una instalación de tratamiento residencial en esa comunidad a la mitad del valle.

“De verdad que esta comunidad ha mejorado su reacción”, dijo Fishman. “Esas instalaciones realmente mejorarán mucho las cosas”.

Conexiones de la comunidad

Además de los esfuerzos diseñados para mantener a los niños fuera de crisis mediante una conexión oportuna a los servicios de consejería, Wolfington señaló que hay varios esfuerzos comunitarios destinados a reforzar la salud mental de los jóvenes.

“Estamos tratando de tener tantas formas como podamos para que niños y niñas simplemente se conecten, para que salgan y se relacionen unos con otros. Estamos tratando de crear una conexión porque sabemos que es un indicador importante de resiliencia en los jóvenes”, dijo Wolfington.

Señaló que organizaciones como SpeakUp ReachOut ofrecen eventos especiales y programas educativos tanto para niños como para adultos. Por ejemplo, las capacitaciones en salud mental para jóvenes realizadas por SpeakUp ReachOut tienen como objetivo brindar a los adultos las herramientas que necesitan para reconocer una crisis juvenil inminente.

Wolfington también les dice a las familias que cuidarse a sí mismos es una de las mejores cosas que pueden hacer para ayudar a sus hijos a sobrellevar estos momentos difíciles.

“Para apoyar a los y las jóvenes, también tenemos que apoyar a nuestra población adulta”, dijo Wolfington. “Los jóvenes no viven aislados. El estrés de sus familiares también les afecta”.

Eagle Valley Behavioral Health se acerca a su segundo aniversario y Wolfington cree que los desafíos locales de salud mental COVID-19 habrían sido mucho más profundos si la organización no hubiera estado lista para abordarlos.

“A pesar que estamos viendo una mayor necesidad, estamos mejor preparados que nunca”, dijo Wolfington.

Fishman estuvo de acuerdo, pero señaló que la actual emergencia de salud mental juvenil pide más atención y ayuda.

“Las familias se encuentran en una situación muy difícil”, dijo Fishman. “No es suficiente contar con una pista de hielo o una bonita zona para esquiar. Necesitamos más recursos “.

 


Support Local Journalism