Los residentes de Edwards inician una petición para cambiar la parada del autobús escolar por motivos de seguridad | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Los residentes de Edwards inician una petición para cambiar la parada del autobús escolar por motivos de seguridad

Ali Longwell
Traducido por Edgar Arroyo
Las familias de la comunidad de Eagle River Village están abogando por la reubicación de una parada de autobús escolar, citando preocupaciones de seguridad.
Los archivos de Vail Daily

Las familias de la comunidad de las casas móviles en Eagle River Village en Edwards han obtenido un importante apoyo comunitario para reubicar una parada de autobús escolar en el vecindario.

“¡Dígale al Distrito Escolar del Condado de Eagle que los estudiantes en las ‘trailas’ de Edwards se merecen algo mucho mejor!” dice la petición, que ha reunido más de 300 firmas que abogan por que el distrito escolar ofrezca una parada de autobús más segura para los niños que viven en las casas móviles.

El esfuerzo impulsado por la comunidad comenzó a principios de este otoño con un grupo de familias que estaban preocupadas por la nueva distancia y el camino que los estudiantes tenían que tomar para tomar el autobús escolar después que quitaran la parada en el lado de la montaña, según Judith Olivas, una de las residentes del vecindario y líderes del esfuerzo.



Durante los años escolares anteriores, el autobús recogió estudiantes de la escuela primaria Edwards en la parada de autobús de ECO Transit. Sin embargo, a partir de este otoño, esta parada de autobús se trasladó y ahora los estudiantes de la comunidad de casas móviles tienen que caminar por HWY 6 hasta una parada ubicada cerca de los departamentos 6 West, dijo Olivas.

Según el Distrito Escolar del Condado de Eagle, la parada en el lado de la montaña transporta aproximadamente a 60 estudiantes a la escuela primaria por la mañana en un autobús y aproximadamente a 110 estudiantes de regreso a la comunidad por la tarde en dos autobuses.

Support Local Journalism




Sandy Farrell, directora de operaciones del distrito, dijo que la consolidación de las rutas de autobuses se ha debido a la escasez de conductores de autobuses en los últimos tres años.

“La ubicación de la parada para el lado de la montaña del parque ha sido históricamente en HWY 6. Según la Patrulla Estatal de Colorado y el Departamento de Educación de Colorado, no se permite que el autobús se detenga en HWY 6 sin mostrar la señal de alto que requiere que los conductores en ambas direcciones se detengan”, dijo Farrell. “Esto estaba creando un retraso en el flujo de tráfico en ambas direcciones de hasta media hora, incluyendo otros autobuses escolares. Los conductores atascados en el tráfico pasan continuamente la luz roja e incluso han tratado de pasar el autobús por el lado derecho donde los estudiantes están subiendo, creando un gran problema de seguridad”.

Además, Farrell dijo que la parada no se podía cambiar a la comunidad de casas móviles “ya que no hay salida del parque para un autobús escolar y no hay suficiente espacio para dar la vuelta o conducir y echar un autobús con personas y estudiantes en reversa va en contra de los reglamentos del CDE”.



Esta parada en particular también se encuentra en una situación única debido a su proximidad a la escuela misma, dijo Farrell.

“La política de ECSD es que los estudiantes que viven dentro de una milla caminen a la escuela a menos que tengan un cruce peligroso”, dijo. “Esta es la única parada en el distrito que tiene transporte de autobús escolar dentro de una milla de la escuela a pesar de que hay aceras desde la unidad de casas móviles hasta la escuela. ECSD ha optado por ofrecer este servicio de todos modos debido a su alta utilización”.

Farrell dijo que la decisión de trasladar la parada a la entrada principal en 6 West fue en “un esfuerzo por aumentar la seguridad y eliminar las demoras en el tráfico”.

La nueva parada, agregó, “permite que los autobuses escolares salgan de HWY 6, donde los estudiantes pueden abordar el autobús de manera segura”.

Sin embargo, a las familias del vecindario les preocupa la seguridad porque los niños tienen que caminar una gran distancia; la preocupación aumenta con las condiciones climáticas adversas a medida que comienza el invierno, dijo Olivas.

Una vez que se cambió la parada, Olivas dijo que varias familias comenzaron a llevar a los estudiantes directamente a la parada o a la escuela porque la nueva parada les quedaba más lejos. Sin embargo, dijo que los apartamentos ya no permiten que las familias se estacionen allí y que los familiares de muchos estudiantes ya no podían recogerlos o dejarlos debido a los horarios de trabajo y otras razones.

Todas estas preocupaciones, dijo, “nos motivó a hacer algo por la parada”.

“Entonces dijimos vamos a ver qué podemos hacer para ayudar a nuestros niños”, dijo.

Con la esperanza de animar la acción, Olivas y un grupo de familias (principalmente madres) comenzaron a hacer campaña y tocar puertas en el vecindario, recolectando alrededor de 260 firmas en una noche, dijo.

El esfuerzo llamó la atención de Voces Unidas de las Montañas, una organización política de Western Slope “destinada a acercar a los latinos a la mesa de toma de decisiones”, como lo expresó Mateo Lozano, organizador de la organización.

Lozano y Voces Unidas han estado ayudando al grupo de familias de la comunidad de las casas móviles a encontrar una “plataforma para que puedan expresar su preocupación”, dijo.

Este esfuerzo incluyó ayudar a facilitar las conversaciones entre las familias y la escuela y el distrito escolar, así como poner la petición en línea para que se difunda más.

“A este punto, solo queremos crear una línea de comunicación con la escuela y trabajar con ellos para resolver el problema”, dijo Lozano. “Realmente solo esperamos que la escuela pueda entender eso y también pueda darles a las familias y a la comunidad la oportunidad de escribir cartas a la escuela y poder expresar lo que les preocupa”.

El presidente y director ejecutivo de Voces Unidas, Alex Sánchez, dijo que parte de las preocupaciones de las familias no solo es la seguridad de sus hijos, sino también su falta de inclusión en el proceso de toma de decisiones.

“Vemos que muchos padres y madres se apasionan y quieren que su distrito escolar mejore y mantenga a sus hijos seguros”, dijo. “Las familias están haciendo un llamado para asegurarse que el sistema escolar comprenda que consideran que sus hijos están en peligro y creen que estas decisiones se toman sin la opinión de la comunidad y ponen a sus hijos en riesgo. Y entonces, están pidiendo al distrito escolar que trabaje con ellos para encontrar una solución que funcione para los niños y para el sistema escolar”.

Según Farrell, el distrito realizó previamente una reunión comunitaria para discutir las preocupaciones de las familias sobre la reubicación de la parada. Fue organizada, este miércoles 30 de noviembre, en la escuela primaria otra reunión para que las familias expresen su preocupación y discutan la situación con la escuela y el distrito.

“Encontrar una solución que funcione para estudiantes, familias y comunidad es una prioridad; sin embargo, una solución permanente para la seguridad de los estudiantes y un mejor tráfico en esta área llevará tiempo y requerirá que varias partes trabajen juntas para lograr la mejor resolución”, dijo Farrell.


Support Local Journalism