Naturaleza Curiosa: Cambio climático en los Alpes: Los peligros del Pika | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Naturaleza Curiosa: Cambio climático en los Alpes: Los peligros del Pika

AJ Lodge
Traducción por Josue Gonzalez
El pika americano es un pequeño mamífero que vive en los Alpes y sus poblaciones son particularmente vulnerables a nuestro clima cambiante.
Especial a Vail Vida Latina

Estoy a casi 11,500 pies, caminando a nuestros sitios de investigación en Front Range cuando escucho un gorjeo y me doy la vuelta para ver un pequeño mamífero corriendo por las rocas. Las orejas grandes y redondeadas son un claro indicio: estoy en presencia de un pika estadounidense y muy bien podría ser el depredador sobre el que intenta advertir al resto de su colonia. Las pikas americanas crecen hasta siete u ocho pulgadas de largo, son marrones y negras para camuflarse entre las rocas y no tienen una cola visible. Son uno de los pocos animales en los 48 bajos que pueden vivir toda su vida por encima de la línea de árboles en los Alpes.

Los pikas son herbívoros, lo que significa que comen hierbas y flores silvestres que se encuentran en los altos alpinos. Debido a que tienen pocas opciones de comida durante los meses más fríos, pasan el verano y el otoño secando los alimentos para el invierno. Recogen vegetación adicional, la colocan sobre las rocas para que se sequen (evitando el moho más adelante) y la almacenan en pilas de heno. No hibernan durante el invierno, sino que desarrollan una capa de piel increíblemente gruesa. Esta capa se adelgaza un poco en los meses más cálidos, pero aún permanece lo suficientemente gruesa como para que las pikas pueden sobrecalentarse fácilmente y morir en temperaturas prolongadas de hasta 78 grados Fahrenheit.

Es bien sabido que nuestras regiones polares se están calentando más rápidamente que el resto del planeta, pero este fenómeno también ocurre en las montañas. Para especies como el pika americano, las consecuencias pueden ser desastrosas. Los ambientes alpinos generalmente están aislados entre sí, a menudo denominados “islas en el cielo”, lo que hace que viajar entre hábitats adecuados sea casi imposible. Además, los pikas ya viven en las cimas de las montañas, por lo que a medida que otras especies se mueven hacia arriba en busca de alivio de las temperaturas más cálidas, no tienen a dónde ir.



A nivel local, el Proyecto Front Range Pika (FRPP) trabaja para monitorear las poblaciones de pika en Front Range, el Parque Nacional Rocky Mountain y el Bosque Nacional White River. Capacita a científicos comunitarios para completar encuestas sobre la presencia y ausencia de pika, así como para identificar características del hábitat.

¡También hay muchas formas de combatir el cambio climático a nivel individual! Podemos reducir nuestra huella de carbono consumiendo menos carne y lácteos; elegir usar el transporte público, compartir el automóvil, andar en bicicleta o caminar a nuestros destinos; reducir nuestro consumo general de bienes; reciclaje y compostaje; y mejorar la eficiencia energética de los edificios.



Si no está seguro de por dónde empezar para mejorar la eficiencia energética de su hogar u oficina, Walking Mountains ofrece evaluaciones de energía a través de nuestros Programas de eficiencia energética en asociación con Energy Smart Colorado. Cuanto más trabajemos para reducir nuestra huella de carbono y ralentizar el cambio climático, mayores serán las posibilidades de que especies como el pika americano sobrevivan en las próximas décadas. Senderismo en los Alpes definitivamente se volvería un poco más tranquilo y menos mágico sin estos conejos de roca corriendo por el talud, viviendo todo el año en un área que la mayoría solo puede visitar.

AJ Lodge es un naturalista de invierno con Walking Mountains Science Center. Se los puede encontrar vagando por los senderos a todas horas del día, disfrutando de la luz del sol y persiguiendo la llamada de la naturaleza.

 


Support Local Journalism