Naturaleza Curiosa: ¿Una Grebe? | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Naturaleza Curiosa: ¿Una Grebe?

No es un pato, demasiado pequeño para un ganso y más incómodo que una garza elegante.

Haley Baker
Traducción por Josue Gonzalez
El nombre científico del género Grebe, Podicipediformes, es en latín “pies en las nalgas.”
Especial a Vail Vida Latina

Estás disfrutando de una noche en el lago cuando notas un pájaro extraño flotando en la superficie del agua. No es un pato, demasiado pequeño para un ganso y más incómodo que una garza elegante. A medida que esfuerzas la vista para ver más de cerca, el pájaro misterioso desaparece bajo la superficie y reaparece unos momentos después en otra zona del lago.

El pájaro que vio puede pertenecer a la familia Grebe. Si bien pueden parecerse un poco a los patos cuando están sentados en el agua, los somormujos se identifican fácilmente por sus características más extravagantes: cabezas esponjosas, patas cerca de la parte trasera y ocasionales ojos rojos brillantes en algunas especies. Las cuatro especies que tenemos la oportunidad de avistar en las Montañas Rocosas incluyen el Zampullín Occidental, el Zampullín de Clark, el Zampullín Orejado y el Zampullín Pico Pico, todos los cuales, excepto el Pico Pico, tienen el plumaje de cabeza ornamentado y ojos rojos intensos.

El nombre científico del género Grebe, Podicipediformes, es en latín “pies en las nalgas”, un descriptor adecuado para las patas posteriores del zampullín que les permiten sumergirse profundamente en el agua. Si bien muchos de nosotros disfrutamos nadando en nuestras vías fluviales locales para la recreación, los somormujos han evolucionado como nadadores expertos para obtener algunos de sus alimentos favoritos: peces e invertebrados acuáticos.



La natación es lo único para lo que estas aves están diseñadas para hacer bien, ya que la ubicación de sus patas hace que caminar sea un desafío y el tamaño de sus alas más pequeñas deja a muchos somormujos sin vuelo durante la mayor parte del año.

Si pasa su tiempo libre viendo documentales sobre la naturaleza, es posible que ya haya visto la fama de muchas especies de zampullines. Cuando llega la temporada de apareamiento, los somormujos machos y hembras realizan un intrincado ritual de cortejo. A nivel local, las parejas de somormujos occidentales se cotejan entre sí con elegantes actuaciones de balanceo de la cabeza que terminan con ambos pájaros girando y propulsandose en posición vertical sobre el agua, pareciendo correr sobre la superficie del agua.



Estas exhibiciones de apareamiento generalmente dan como resultado entre 1 y 10 huevos (según la especie) en nidos flotantes sostenidos por troncos o vegetación bajo el agua. Después de la eclosión, los polluelos de zampullín se montan en las espaldas de mamá o papá, mientras que el otro padre sale a buscar comida. Como sabe cualquiera que haya dado un paseo en caballito a un niño, puede ser un trabajo agotador después de un tiempo. Cuando los padres comienzan a cansarse de sus autoestopistas, simplemente mueven sus alas para levantarse en posición vertical en el agua, tirando a los polluelos de sus espaldas. Por lo general, el otro padre está cerca para ayudar a los polluelos a ponerse de espaldas, tomando un turno como minivan familiar.

Si bien nuestras cuatro especies de somormujos locales están marcadas como de baja preocupación para la conservación, sigue siendo importante proteger el hábitat de estas aves. Sin nuestros humedales locales, habría lugares menos seguros para que los somormujos construyan sus nidos y realicen sus elaborados rituales de apareamiento. Además, los somormujos pueden enredarse en la basura dentro o cerca de un cuerpo de agua, particularmente el hilo de pescar, lo que puede obstaculizar su capacidad para nadar en busca de comida. Al mantener nuestros humedales limpios y saludables, ¡podemos mantener a estas encantadoras aves durante muchas generaciones!

Haley Baker era una guía interpretativa de campo en Walking Mountains. Sus pasatiempos incluyen el senderismo, la escalada en roca y ver videos de YouTube de somormujos tratando de caminar.

 


Support Local Journalism