Posibles efectos de la reintroducción de los lobos grises en nuestro estado | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Posibles efectos de la reintroducción de los lobos grises en nuestro estado

Elliott Jarnot
Battle Mountain High School
Colorado no es el mismo estado que era hace 75 años, y traer lobos de regreso no será tan simple como parece.
iStock

Aunque la elección de 2020 fue muy importante a nivel nacional, también fue importante por una razón específica en Colorado: el estado votó sobre una propuesta para reintroducir lobos grises en partes del estado. La Proposición 114 fue aprobada por un voto de 50.9% “Sí”, un pequeño margen. Muchos habitantes de las zonas rurales de Colorado argumentaron que la votación fue aprobada gracias a los votantes urbanos de Denver y Colorado Springs que probablemente nunca verán el efecto de la reintroducción de lobos de primera mano como lo harán los que residen en el oeste. Cuando los lobos grises se reintroduzcan en Colorado para fines de 2023, hay la posibilidad de que cambien sustancialmente el ecosistema y las poblaciones de vida silvestre, dañen la economía y provoquen una gran pérdida de ganado.

La razón principal por la que los lobos no deberían ser devueltos a nuestro estado es que nuestros ecosistemas y poblaciones de diferentes animales serán completamente alterados y perturbados. Muchos de los que estaban a favor de la propuesta argumentaron que los lobos prosperaron junto con los alces, los ciervos, los osos y otras especies antes de que grandes poblaciones de humanos se establecieran en la vertiente occidental de Colorado, lo que significa que podrían hacer lo mismo después de ser devueltos. Sin embargo, la combinación de la urbanización humana y el aumento de la caza en la región indican que será difícil que la reintroducción se lleve a cabo sin problemas. Cuando los lobos vagaban por Colorado, los alces y los ciervos podían moverse libremente entre las tierras altas y las zonas más bajas de los valles para escapar del acecho de los lobos. Ahora, el impacto de los humanos hace que estos animales se vean obligados a moverse más arriba y hacia áreas más aisladas para evitar interacciones con la humanidad. Si se reintroducen los lobos, los alces, los ciervos y otros animales no tendrán adónde escapar, lo que provocará que su población disminuya rápidamente y corra el riesgo de ponerse en peligro. La vida salvaje que conocemos y amamos podría desaparecer por la combinación del daño que hace la amenaza humana y la amenaza de los lobos grises.

Como resultado de esta pérdida de vida silvestre y la migración forzada de animales a áreas más aisladas de nuestros bosques, la economía local también podría sufrir. Cada otoño, cientos de miles de personas compran una licencia de caza para intentar capturar a un animal. Se caza de todo, desde zorros hasta alces y cabras montesas. Según el Denver Post, en 2019, Colorado vendió 361,089 licencias de caza mayor, incluidas 102,444 a cazadores que no vivían en el estado. Las ventas totales de licencias sumaron más de $96 millones durante el año, pero el efecto que tiene la caza en la economía es mucho mayor que eso. A medida que los cazadores llegan al estado, gastan su dinero en hoteles, restaurantes, negocios recreativos y más. Sin las poblaciones en auge de ciervos, alces y otros animales, las pequeñas empresas del estado podrían perder ingresos. La reintroducción de los lobos alejará a los clientes y su dinero de los habitantes de Colorado que han dependido de los cazadores durante tantos años.



Un tercer efecto que tendría la reintroducción de los lobos grises en el oeste de Colorado es que dañaría a nuestros ganaderos y nuestras fuentes de carne. Es muy común que los lobos visiten un rancho por la noche y maten vacas u otro ganado. Los ganaderos ya han sufrido con las sequías que está experimentando nuestro estado y no pueden permitirse perder ganado a manos de los lobos. No vale la pena arriesgar los ingresos de los ganaderos solo para traer de regreso a los lobos porque existieron aquí antes. El desarrollo que ha ocurrido en esta región desde la última vez que estos animales estuvieron aquí, provoca un cambio de perspectiva. Los lobos necesitan comer, y si matan una vaca, oveja, caballo u otro animal doméstico es su única forma de hacerlo, los granjeros no dudarán en derribarlo y cazarlo. Si, por ejemplo, un lobo mata a un caballo entrenado, el dinero por sí solo no compensará esta pérdida. Años de entrenamiento, cuidado y amor pasaron por ese animal. Esto no es justo para los lobos, que están hambrientos, ni para nuestros ganaderos.

En resumen, hay demasiados factores de riesgo y posibles efectos negativos de la reintroducción de lobos para que valga la pena. El daño que los lobos causarán al ecosistema actual, a la economía del turismo de caza y a los ganaderos es sustancial. Colorado no es el mismo estado que era hace 75 años, y traer lobos de regreso no será tan simple como parece.



Tutor: Paola Baglietto


Support Local Journalism