Punto de vista de los jóvenes: Experiencias durante la pandemia | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Punto de vista de los jóvenes: Experiencias durante la pandemia

Vanesa Alvarado
Battle Mountain High School
La pandemia llegó de manera muy inesperada. Afectó la vida a la que ya estábamos acostumbrados. Ya hemos vivido con esta realidad un año y nos hemos adaptado mucho más.
Chris Dillmann, cdillmann@vaildaily.com

Empezamos a escuchar de COVID en las redes sociales. Vimos las diferentes maneras que la enfermedad estaba afectando otros países, pero nunca pensamos en lo complejo y duradero que se convertiría y cómo nos iba a afectar. La cuarentena empezó en marzo, pensando que se acabaría en unas semanas. Cuando pasaron esas tres semanas, empezamos a vivir en duda, sin saber qué sigue.. Y así, en duda, hemos estado un año. Esto ha sido un cambio drástico para todos. No estábamos acostumbrados a trabajar en casa y la situación escolar cambió profundamente.

Al principio, la situación de trabajo fue muy diferente para todos. Unos se quedaron a trabajar en casa, otros siguieron trabajando pero con precauciones y otros se quedaron sin trabajo. Sin importar la situación en la que estuvieran, era muy diferente a lo que estaban acostumbrados. Los que tenían que seguir yendo a trabajar, vivían con el miedo que se podían enfermar y enfermar a sus familias. Por ejemplo le pregunté a mi mamá como era su situación y respondió “Como trabajaba en la tienda, veía que se estaba agotando la mercancía y sentía nervios que no iba a tener comida para mi familia. Veía aglomeración de gente y sentía pánico porque decían que era muy contagioso el virus y tenía miedo de agarrarlo y llevarlo a casa.” Los que trabajaban en casa tenían diferentes experiencias. Le pregunté a mi papá su experiencia de trabajar en casa un tiempo y comunicó, “Yo no me preocupo tanto porque trabajé en casa por un mes”.Mi hermano expresó que él no se preocupó tanto al no trabajar durante la pandemia, dijo, “Me gusto porque podía dormir tarde y tenía tiempo libre con mis amigos.” Para él no era un gran problema pero fueron muy diferentes la experiencias de personas que perdieron el trabajo y que tenían que mantener a su familia. Un año después, la situación laboral sigue siendo diferente a como era antes y algunas personas han perdido sus empleos o continúan trabajando remotamente.

Igual que los trabajadores, la situación escolar ha cambiado radicalmente. Unos hicieron todo en línea y otros hicieron mitad en línea y mitad en persona. Le pregunté a dos personas que van a la universidad, cómo les afectó su aprendizaje. Alejandra Mendoza que va a Winona State University expresó, “Me deprimió porque pasé la mayoría de mi tiempo en mi dormitorio sola. Solamente salía para usar el baño, comer y debes en cuando ir a clase. Fue muy difícil no tener a nadie y estar lejos de mi familia y no poder conocer a personas y no hacer actividades para distraerse. Pero no lo cambiaría por nada porque fue una experiencia que me ayudó a crecer.” También le pregunté a mi hermana Alejandra que va a CMC, “Fue muy difícil porque mi motivación bajó porque estamos con clases en línea y no me enfoco igual si estuviéramos en persona. Al final del semestre me fue mucho mejor pero sé que podría haber hecho las cosas de manera diferente desde el principio.”



En conclusión, la pandemia llegó de manera muy inesperada. Afectó la vida a la que ya estábamos acostumbrados. Ya hemos vivido con esta realidad un año y nos hemos adaptado mucho más. Ha sido una enfermedad mortal y ha sido una prueba que ha cambiado al mundo. Cada uno de nosotros tenemos aprendizajes y quizás arrepentimientos. Sin duda ha sido una época de crisis mundial, pero aún así, hay experiencias que han valido la pena. Cada uno debemos de evaluar las conclusiones que tenemos acerca de este último año y los aprendizajes que nos queremos llevar. Falta ver si podemos hacer un regreso a la normalidad, si hay caminos para volver a lo que era la vida antes o si quedarán nuevas formas de vivir.

Tutor: Paola Baglietto




Support Local Journalism