Un mensaje a la comunidad después de los tiroteos masivos de El Paso | VailDaily.com

Un mensaje a la comunidad después de los tiroteos masivos de El Paso

Un fin de semana de miedo

La Alianza de Agencias Policiacas e Inmigrantes

Cuando vemos imágenes de derramamiento de sangre a manos de alguien que se ve perfectamente normal, comenzamos a cuestionar nuestra propia seguridad. ¿Los que viven a nuestro alrededor son capaces de actos igualmente horribles? Hubo un tiroteo masivo en Wal Mart … ¿eso hace que nuestra tienda local sea un objetivo? Dicen que el tirador odiaba la diversidad; ¿Eso pone a nuestra comunidad hispana en peligro de otro asesino de similares creencias?

No podemos comenzar a entender lo que sucede en la mente de alguien que se despierta una mañana, decidido a matar. En uno de los casos, un joven condujo a un bar local con su hermana menor, luego regresó al auto en busca de su arma y la mató, junto con otras personas cercanas. ¿Quién hace eso?

En Wal Mart, el tirador dijo que odiaba a los hispanos, y fue etiquetado como supremacista blanco, pero luego se descubrieron escritos donde expresaba que también odiaba a los supremacistas blancos. Básicamente, se trataba de una persona muy perturbada que aparentemente odiaba a todos, principalmente a sí mismo.

Hablamos de enfermedades mentales, pero en realidad, cualquiera que le quite la vida a otro no está en su sano juicio. ¿Cómo reconocemos la amenaza? Todos conocemos personas que hablan de violencia pero que en realidad nunca lastimarían a nadie. ¿A qué punto los tomamos en serio?

En una sociedad libre, el discurso de odio está protegido pero las acciones de odio no. En una comunidad como la nuestra, somos más conscientes de la ideología de nuestros vecinos y amigos debido a la proximidad, pero nos conmueve la aleatoriedad y la imprevisibilidad que escuchamos de aquellos que están familiarizados con estos tiradores … ¿se nos podría estar pasando algo crucial en las acciones sutiles de quienes nos rodean?

Abrir la discusión es un comienzo. Existen numerosas teorías sobre por qué ocurre esto, pero todos los análisis en el mundo no nos harán sentir más seguros. Simplemente queremos proteger a nuestros seres queridos y a la comunidad en la que vivimos. 

Es importante hablar cuando notamos un comportamiento errático, que se vuelve cada vez más amenazante. Al hacerlo, podrían estar salvando una vida … la de ellos o incluso la suya.

Mientras tanto, también es importante mantener las cosas en perspectiva. El miedo se apodera de la extrema volatilidad de cada horrendo incidente. Y, aunque parece estar aumentando en frecuencia, en realidad, el número de incidentes es relativamente pequeño. Según Fox News, solo ha habido 73 tiroteos en los últimos 20 años y 170 tiroteos desde 1967. En perspectiva, ese mismo fin de semana en Chicago, la violencia armada hirió a 52 personas y asesinó a 7. Por supuesto, incluso uno es demasiado, pero al igual que cualquier otro peligro… accidentes automovilísticos, violencia callejera, etc., no debemos dejar que nuestro miedo nos inhiba de vivir una vida normal.

Lo más importante, no debemos criar a nuestros hijos e hijas en una atmósfera de miedo, ya que limitará su potencial para el resto de sus vidas. ¿Qué podemos hacer? Tener cuidado. Observen cualquier cosa que parezca inusual. Sigan su instinto. Hablen con su familia sobre cómo algunas personas pueden parecer amigables, pero debemos ser cautelosos y nunca ir con un extraño. Díganles que hay algunas personas a las que no les caemos bien, sin ninguna razón, y que está bien porque no todos lo harán, pero debemos mantenernos alejados de cualquier persona que nos haga sentir inseguros.

Cuando entremos a lugares donde hay un gran grupo de personas muy diversas, debemos ser más observadores, especialmente cuando nos encontramos en un lugar cerrado. Hay diferencias en el comportamiento de hecho, pero no todas las variaciones son peligrosas. Sin embargo, puede ser un objetivo para aquellos con intenciones peligrosas. Solo ténganlo en cuenta, pero no al punto de caer en la paranoia. 

Todos hemos sobrevivido situaciones peligrosas a lo largo de nuestras vidas, esto no es diferente. Al contrario de lo que oímos con tono amarillista en la televisión, no vivimos en una zona de guerra, pero hay personas peligrosas en todas las sociedades, y debemos estar atentos.

Recuerden que tenemos sueños que cumplir, familias que disfrutar, carreras que construir, una comunidad con la que conectarnos y que vivimos en uno de los lugares más bellos del mundo. No debemos dejar que otros nos roben nuestra alegría.

Póngase en contacto con cualquiera de las estaciones de policía, si se siente preocupado. ¡Juntos, continuaremos prosperando y, como comunidad de osados ciudadanos, enfrentaremos nuestros miedos y seguiremos decididos a disfrutar cada minuto de la vida!

Firmada por los Miembros de la Alianza de Agencias Policiacas e Inmigrantes:

Co-directores:

  • Dwight Henninger, Jefe de Policia de Vail
  • Megan McGee Bonta, Caridades Catolicas

Miembros:

  • James van Beek, Sheriff del Condado de Eagle
  • Joey Staufer, Jefe de Policía de Eagle
  • Greg Daly, Jefe de Policía de Avon
  • Heidi McCollum, Diputado Fiscal de Distrito
  • Edgar Arroyo, Eagle County Schools
  • Sonia Mejia, Miembro de Alianza
  • Deena Ezzell, Miembro de Alianza
  • Holly Kasper-Blank, Alma de Lara, Bright Future Foundation
  • Leesa Sherman-Hochmuth, Miembro de Alianza
  • Vail Valley Salvation Army
  • Jose Velasco, Miembro de Alianza
  • Kendra Cowles, Miembro de Alianza

La Alianza de Agencias Policiacas e Inmigrantes (LEIA) está conformado por miembros de Organismos Públicos, Caridades Católicas y líderes de la comunidad inmigrante del Condado de Eagle, con misión de construir un ambiente de confianza y colaboración con la comunidad inmigrante a través de educación y vinculación comunitaria.  Para más información, visite nuestra página de Facebook a http://www.facebook.com/inmigrantesypolicia.