Vida de Estudiante… y ¡Encima la Pandemia! | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Vida de Estudiante… y ¡Encima la Pandemia!

Clarisa Ortega
Battle Mountain High School

Los maestros nos sugieren, los papás nos insisten, los amigos nos relajan. ¿Y nosotros, estudiantes, qué hacemos? Simple, nosotros nos presionamos a nosotros mismos. Nos presionamos a entregar la tarea a tiempo, a no decepcionar a nuestros papás, a no perdernos de las noticias, a mantenernos al día con el nuevo “trend” (moda), a tener suficiente tiempo para los amigos. Otros estudiantes de preparatoria (High School) tienen más cosas que deben de cumplir, el trabajo ,deportes, y otras actividades fuera de la escuela. Claro, mientras hacemos estas cosas debemos de tener nuestro tapabocas puesto y permanecer a 6 pies de otros, porque no queremos el virus que ha matado más de 406,00 personas únicamente en los Estados Unidos. Esto sólo es parte del problema. Les daré una idea en general de lo que es vivir como un estudiante durante estos tiempos, desde mi perspectiva personal. Cada quien vive su propia vida, así que no puedo decir que todos estén en el mismo barco.

Empezaré con este sentimiento que me acompaña todo el día: el agobio. Mientras voy a trabajar, hay personas de color pelanedo por sus derechos humanos. Mientras la policía arresta a esas mismas personas, y el ex-presidente lo admira, yo tengo que entregar la tarea de matemáticas. Mientras hay personas que asaltan la capital, estoy con los amigos, intentando de ignorar las voces en mi cabeza que me insisten y urgen que vaya hacer cosas más productivas. “Demasiado”, esa es la palabra que escojo para describir mi vida. Ya sé lo que están pensando, que todos estamos pasando por lo mismo. Que todos estos eventos no solo me afectan a mí. Estoy siendo egocéntrica, egoísta porque no pienso en otros. A lo mejor es cierto. Pero, si tu eres un adulto, deja te pregunto esto. Vamos a decir que cambiamos roles, crees que si te dijera que esto no solo te afecta a ti, ¿sería útil? No, no lo sería.

Los días sincrónicos, cuando vamos a la escuela, son particulares y no sé cómo sentirme acerca de ellos. Voy a mis clases, y veo a algunos amigos, así que soy feliz. Pero, cuando voy a la escuela, siento que falta algo. Será la otra mitad de la escuela, o mi compañero que se debería sentar a lado de mí. Me siento un poco triste, pero feliz que siquiera puedo tener la oportunidad de ir a la escuela. Mi rutina; despierto a las 7:40 am, lavo la boca y me cambio, agarro un plátano, y manejo a la escuela. Llegó a las 8:20, y voy a mis clases, le dirijo la palabra quizás a 3 personas. Almuerzo con amigos, voy a las clases que me faltan, y después de salir voy al trabajo. Llegó a la casa a las 7:20 pm. Ceno, hablo con la familia, veo las noticias, me baño. Cuando empiezo mi tarea, ya son las 9pm. Hago lo que puedo, y apago todo a las 11:30 pm.



Ahora, los días asincrónicos es algo un poco más complicado. Depende del día, pero usualmente despierto y uso el teléfono varias horas. Veo Crunchyroll, y descubro lo que está pasando en el mundo por TikTok y el Washington Post. Llamó este “Mi tiempo de irrealidad.” O “Lo que me mantiene cuerda.” Desayuno, hago ejercicio, y entro a las 11:30 am a trabajar. Generalmente salgo a las 5pm, pero realmente depende del día. Si salgo temprano, intento pasar un rato con amigos. Empiezo la tarea a las 7pm, porque me distraigo y acabo cocinando o leyendo un libro. Intento no empalmar mi trabajo, así que mi meta es acabar lo que tengo que hacer ese día. Esos días es cuando me duermo hasta que acabe todo, así que también cierro los ojos a las 11:30 pm.

A lo mejor este artículo fue una pérdida de nuestro tiempo, porque no estoy dando alguna solución mágica para resolver ningún problema. Si ese es el caso, lo siento. No tengo las respuestas, pero espero haberles dado un poco de conocimiento como es vivir en los zapatos de un estudiante de preparatoria.




Support Local Journalism