Es Otoño, todos ustedes: ¡Belleza Inmejorable y la ciencia detrás de ella! | VailDaily.com
YOUR AD HERE »

Es Otoño, todos ustedes: ¡Belleza Inmejorable y la ciencia detrás de ella!

Bridget Whyte
Traduccion por Josue Gonzalez
Si ha tenido el placer de pasar un otoño en Colorado, es posible que esté familiarizado con el famoso cambio de color de los álamos.
Rick Spitzer/Courtesy Photo

Y así comienza. Una mirada curiosa por la ventana no lo recompensará con estallidos de flores púrpuras y azules en los campos. Sin embargo, es posible que vislumbres el amarillo de una hoja que cae y desees una taza de chocolate caliente y una capa extra de ropa.

Si ha tenido el placer de pasar un otoño en Colorado, es posible que esté familiarizado con el famoso cambio de color de los álamos. De verde a dorado, este follaje popular marca una época del año que atrae a visitantes de todas partes para experimentar el cambio anual de verano a otoño. Entonces, a medida que damos la bienvenida a los próximos meses y el cambio a principios de octubre con la creciente emoción de Halloween en el aire, también podemos sentir curiosidad por saber cómo y por qué ocurren estos cambios. Pero para comprender verdaderamente la profundidad de este hermoso cambio, es mejor volver a lo básico.

A lo largo del año, nuestro planeta gira continuamente alrededor de su eje. El cambio que experimentamos de las cálidas noches de verano a las enérgicas mañanas de otoño se puede atribuir a la inclinación de la Tierra hacia el sol. A medida que giramos sobre nuestro eje, el polo de la Tierra inclinado hacia el sol experimentará temperaturas más cálidas en verano. En el pico de nuestro verano, el hemisferio norte está situado en un camino más directo de la energía del sol. Lo que esto significa es que se dispersa menos luz solar antes de llegar al suelo porque tiene menos distancia para viajar a través de la atmósfera. A medida que la Tierra continúa girando alrededor del sol, ese polo se mueve de modo que apunta en dirección opuesta al sol, lo que reduce la cantidad de luz solar directa que nos llegará. Esto nos lleva a caer (cuando los polos de la Tierra se inclinan hacia los lados con respecto al sol) y, finalmente, al invierno. En el apogeo del otoño, o el equinoccio de otoño, el sol está directamente sobre el ecuador, lo que resulta en horas aproximadamente iguales de luz diurna y nocturna. Esto da como resultado la disminución gradual de la temperatura … y el inevitable aumento del entusiasmo de nuestros amados entusiastas de la recreación invernal.



A lo largo del año, nuestro planeta gira continuamente alrededor de su eje.
Rick Spitzer/Courtesy photo

Pero mientras revisamos nuestros armarios y nos preparamos para el otoño, sacando gorros y chaquetas de esquí, vale la pena señalar que no todas las especies tienen el lujo de un cambio de vestuario estacional. A medida que las temperaturas comienzan a bajar, un cierto reloj biológico en la vida silvestre también avanza a lo largo del importante paso del tiempo. La mayoría de los animales han evolucionado hacia dos opciones principales para la preparación invernal: adaptación o migración. En el caso de algunos de nuestros amigos emplumados, como el colibrí, migrar hacia el sur hacia regiones más cálidas se ha convertido en el destino de elección. Por otro lado, ciertos mamíferos como la comadreja son capaces de realizar un poco de cambio de vestuario en la preparación para los meses más fríos por delante. Al igual que los hibernadores que saben cuándo es el momento e almacenar grasa durante un largo invierno, los animales que cambian de color tienen un reloj interno que regula el momento de su cambio, lo que les permite saber cuándo y cómo adaptarse a temperaturas más frías. Ya sea que se trate de reservar un boleto para el sur, evaluar el nuevo pelaje de invierno o reunir el festín de su vida, la vida silvestre ha aprendido a cambiar con las estaciones y a abrazarlas con toda su fuerza.

A medida que las temperaturas comienzan a bajar, un cierto reloj biológico en la vida silvestre también avanza a lo largo del importante paso del tiempo.
Courtesy photo

Entonces, cuando se encuentre disfrutando del aire libre esta temporada, tómese un momento para experimentar la caída desde la perspectiva de los demás: el frenético flujo de una ardilla en busca de comida o el lento y constante tropiezo de un oso negro que se prepara para descansar. Cada temporada trae consigo su propia marca particular de belleza. Y si no está seguro de por dónde empezar, considere unirse a una caminata guiada por naturalistas , a las 2 pm en nuestro campus de Avon de lunes a sábado , porque nada es mejor que compartir las estaciones juntos.

Participate in The Longevity Project

The Longevity Project is an annual campaign to help educate readers about what it takes to live a long, fulfilling life in our valley. This year Kevin shares his story of hope and celebration of life with his presentation Cracked, Not Broken as we explore the critical and relevant topic of mental health.



Bridget Whyte es naturalista del Centro de Ciencias Walking Mountains. Cuando era una joven exploradora, disfrutaba de la emoción de los montones de hojas rastrilladas al final del camino de entrada; ahora encuentra emoción en la descomposición de la clorofila y los cambios químicos que dan como resultado la belleza del follaje otoñal.

 

 


Support Local Journalism